La Carrera de Lingüística e Idiomas de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la Universidad Mayor de San Andrés forma profesionales con alto nivel de compromiso social y excelencia académica, en la enseñanza de idiomas, traducción e investigación lingüística. Cuenta con cinco programas a nivel de Licenciatura distribuida en tres especialidades (Especialidad Lingüística Castellana: Mención Castellano; Especialidad en Lenguas Nativas: Aymara o Quechua; Especialidad en Lenguas Extranjeras: Inglés o Francés), un programa a nivel Técnico Superior en Viacha (Lingüística Aymara), dos unidades de Servicio (CETI - CRALI) y un Instituto de Investigación y Postgrado (IILP).

 Reseña histórica

La Carrera de Lingüística e Idiomas tiene una larga tradición académica en el proceso enseñanza aprendizaje de Idiomas. La Universidad Mayor de San Andrés viendo la necesidad y el interés por el  aprendizaje de  idiomas, en 1964 crea  el Departamento de Idiomas, en el Instituto Tecnológico[1].  Este departamento ofrecía cursos de idiomas extranjeros a estudiantes universitarios y personas no universitarias, con énfasis en el Inglés. En su primera etapa, la Carrera fue concebida primordialmente como un Departamento de Idiomas, puesto que sólo se ofrecían, como opciones académicas, tres idiomas extranjeros a nivel de licenciatura: Inglés, Francés y Alemán. 

 A fines de 1972 se crea la Facultad de Filosofía y Letras, a la cual se le da  un nuevo nombre Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación; es en este momento histórico cuando se crea la Carrera de Idiomas la cual empieza a funcionar con 11 docentes y 25 estudiantes. En ésta su primera etapa de vida, la flamante carrera fue concebida primordialmente como una carrera solamente de idiomas puesto que se ofrecían como opciones académicas tres idiomas: Inglés, Francés y Alemán.

En 1977 se da el primer paso a un periodo de cambio que se plasmará en 1979. Por primera vez se impartió Idioma Aymara en la Universidad Mayor de San Andrés debido a que los dirigentes del Magisterio Rural del Departamento de la Paz y la Universidad Mayor de San Andrés firmaron un convenio para incorporar un centenar de maestros rurales y formar profesiones lingüistas aymaras debido a la demanda de organizaciones como SENALEP (Servicio Nacional de Educación Primaria) de aprendizaje de una lengua materna de acuerdo a la región.

 En julio de 1979, en la ciudad de Cochabamba, se llevó a cabo la reunión sectorial de universidades, en la que  se dio inicio a una segunda etapa de nuevos cambios y transformaciones que ésta sufriría  en su corta vida.

Luego de transcurridos cuatro años, en 1983, se plantea y se deciden las siguientes modificaciones:

 En principio, se elimina la mención de Traducción porque debido a su insignificante demanda no llegaba a justificarse como opción académica. Luego en el área de idiomas se decide crear dos menciones “híbridas”; es decir, menciones que plantean una formación académica en la ciencia lingüística y en la lengua extranjera: Inglés o Francés que sin embargo no cuentan con un diagnóstico de necesidades.

En la mención Turismo, se reajusta el plan de estudios para incorporar otras materias de especialidad que están directamente relacionadas con el quehacer turístico. Con estas modificaciones, la Carrera llega a tener siete menciones agrupadas en tres áreas: Lingüística, Idiomas y Turismo.  Esta etapa se extiende hasta mediados de 1986.

A partir de julio de 1986, se produce la separación de Turismo. La Carrera retorna a  su estructura original es decir de lingüística e Idiomas, con seis menciones académicas, cuatro en el área de lingüística y dos en el área de idiomas, todas ellas a nivel de licenciatura  como se puede apreciar en el siguiente cuadro.

En 1989 los maestros rurales organizados en AECA (Asociación de Educadores de la Cultura Aymara) agruparon  bachilleres y no bachilleres para capacitarse en la lengua y cultura aymara. Por tal razón solicitaron docentes a la Universidad Mayor de San Andrés, Carrera de Lingüística e Idiomas para que atendieran dicha solicitud.

Diez años después a fines de 1993, como resultado de una sectorial académica, la Carrera sufre la última modificación estructural en lo que respecta a su plan de estudios. La incidencia de las concepciones sobre evaluación universitaria contenidas en la ley de reforma educativa, propone como criterio central académico la contabilidad de profesionales titulados por año. En este sentido las materias troncales de la ciencia lingüística y las dedicadas a la elaboración de tesis adquieren gran importancia.

En 1993, la Carrera, en base a la experiencia acumulada, decide hacer una nueva reestructuración que tiene dos ingredientes fundamentales: Primero, incorporar las materias de lingüística como materias troncales en todas las menciones. Segundo,  Crear el Centro de Enseñanza y Traducción de Idiomas (CETI) para brindar cursos de idiomas, especialmente Ingles;  y se preste servicio de traducciones. Finalmente, se gestiona la inclusión de un programa a nivel Técnico Superior en Lengua y Cultura Aymara que funcionaría en la localidad de Viacha , provincia Ingavi, ubicada a 31 Km. al oeste de la ciudad  de La Paz, la cual debería ser afín a las  peculiaridades del mundo aymara.

En esta nueva modificación,  salen formalmente los idiomas del Plan de Estudios como niveles y se convierten en simples requisitos para el quinto semestre de cada mención.  Por otro lado, se consolidan tres áreas de estudio: Lingüística y Lenguas Nativas; Lingüística y Castellano y Lingüística y Lenguas Extranjeras, todas a nivel licenciatura. Como parte del área de Aymara, se plantea  el nivel Técnico Medio  a Superior en Lengua Aymara.

Debido a la creciente demanda de estudiantes en el idioma inglés en toda la comunidad universitaria de San Andrés, se aprueba que a través del Centro de Enseñanza y Traducción de idiomas (CETI) se provea cursos de inglés a todas las Carrera de las diferentes Facultades de la Universidad. De esta manera se decide que estos cursos tengan el propósito de especializar al estudiante en el idioma nativo o extranjero.

En consecuencia, la Carrera ofrece seis especialidades. Los planes de estudios de esta especialidad tienen marcado énfasis en asignaturas de la ciencia lingüística y seis materias dedicadas a la investigación y la elaboración de tesis de grado.  Este plan de estudios fue aprobado en la Sectorial de la Carrera en noviembre de 1993, y ratificados en el Congreso interno de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación llevado a cabo en diciembre de 1993.  Posteriormente, algunos reajustes meramente de forma fueron posteriormente aprobados en el Tercer Congreso interno de la Facultad de 1995, la Sectorial de la Carrera de Lingüística e Idiomas de junio de 1996 y ratificados por Consejo Facultativo en la gestión de 1997. (Fuente: Documentación otorgada por Lic. Germán Velásquez, Jefe de la Carrera de Lingüística de ese entonces)

En 1999, por resolución de las jornadas académicas de la Carrera se decide restituir los idiomas como materias troncales del plan básico común.  El CETI se convierte en un centro de servicios de idiomas a las Carreras. Desde dicha fecha se hicieron varios intentos de modificación del plan curricular;  sin embargo, los cambios no fueron estructurales. Hasta el momento se tiene el siguiente organigrama.

 

[1] Hoy conocido como la Facultad de Ingeniería

Reglamentos de auxiliares     Régimen estudiantil
Reglamentos de graduación     Régimen docente
Reglamento de convalidación de estudios       Traspaso de estudiantes
   Modalidades de graduación       Cursos intensivos (Verano-Invierno)
 Alumno libre       Logo de la carrera